¿Pensando en comprar un portátil con Snapdragon X para jugar? Piénsatelo mejor

No hay ninguna duda de que existe una importante campaña de marketing para promocionar el nuevo chip de Qualcomm. Por desgracia, no es ningún secreto que todo el esfuerzo se ha puesto en el nuevo núcleo Oryon y en tener una potente NPU para llegar a las especificaciones mínimas que pide Microsoft para Copilot+. No obstante, el rendimiento en videojuegos de Snapdragon X es paupérrimo, y no lo decimos nosotros.

El triste rendimiento en videojuegos del Snapdragon X

La gente de PCWorld ha tomado un portátil Microsoft Surface Snapdragon X1E-84-100, el modelo que tiene la GPU Adreno X1 con las mejores especificaciones técnicas (4.6 TFLOPS) y lo ha probado con varios juegos para comprobar su rendimiento en comparación con la GPU ARC del Intel Core 7 Ultra 155H de un Dell Inspiron 14. ¿Los resultados? Lo primero de todo es que destacan que hay una serie de juegos que directamente ni arrancan: PUBG: Battlegrounds, Counter-Strike 2, Warframe, Apex Legends, Diablo IV, Valheim. Todos ellos son juegos altamente populares, por lo que de entrada en cuanto a rendimiento en videojuegos, el Snapdragon X se lleva un farolillo rojo enorme.

rendimiento videojuegos Snapdragon X

En cuanto a los videojuegos que sí que han podido probar, la cosa no se ha puesto muy a favor del chip de Qualcomm, sino más bien al contrario, aunque lo mejor será que veáis las cifras por vosotros mismos:

  • Cyberpunk 2077
    • Snapdragon X1: 20.61 FPS
    • Intel Core 7 Ultra 155H: 35.83 FPS
  • Diablo II: Resurrected
    • Snapdragon X1: 47.8 FPS
    • Intel Core 7 Ultra 155H: 74.5 FPS
  • DOTA 2
    • Snapdragon X1: 52.8 FPS
    • Intel Core 7 Ultra 155H: 106.6 FPS
  • Final Fantasy XIV
    • Snapdragon X1: 31.46 FPS
    • Intel Core 7 Ultra 155H: 41.8 FPS
  • Sid Meier Civilization VI (utilizando el benchmark Gathering Storm)
    • Snapdragon X1: 21.47 FPS
    • Intel Core 7 Ultra 155H: 72.29 FPS
  • The Elder Scrolls V: Skyrim Special Edition
    • Snapdragon X1: 29.8 FPS
    • Intel Core 7 Ultra 155H: 59.4 FPS
  • Total War: Warhammer III
    • Snapdragon X1: 24 FPS
    • Intel Core 7 Ultra 155H: 30 FPS

Cómo se puede ver, el rendimiento en videojuegos del Snapdragon X no lo hace recomendable para dicha tarea, por lo que si para ti es algo importante, huye de estos portátiles.

La realidad: un lanzamiento hecho con prisas

Las explicaciones que van a dar en diversos medios para el bajo rendimiento es que los títulos han de funcionar interpretados, lo cual es cierto. Lo que no tienen en cuenta es que muchos de estos videojuegos requieren respecto a la potencia de la CPU, la que otorgan microprocesadores que salieron cuando los niños de primaria todavía eran un proyecto. Es decir, que los núcleos Oryon tienen margen de sobras.

Chip Snapdragon X

Tened en cuenta que Qualcomm no ha revelado de donde salen esos 4.6 TFLOPS, no hay detalle alguno de la arquitectura ni que significan. ¿Son cifras obtenidas con la frecuencia de la GPU en Boost? ¿FP16 o FP32 en cuanto a precisión? Aquí lo importante ha sido en todo el desarrollo el núcleo Oryon y la NPU, dejando a la GPU totalmente de lado. Claro está que Qualcomm tenía que lanzar su chip lo más rápidamente posible antes de que quedase desfasado.

Aunque aquí la principal culpable es Microsoft, Qualcomm ha cumplido su parte y la nueva CPU es un boost importante, pero el hecho de que ciertos juegos no funcionen y los problemas de rendimiento vienen más bien de la parte de software. Cuando veamos los Snapdragon 8 Gen 4 nos vamos a reír de todos estos pseudo-PC que nos pretenden colar.

¿No estáis exagerando un poco?

Ahora es cuando nos saldrá gente diciendo que pese a que el rendimiento en videojuegos del Snapdragon X es malo, en el resto de cosas destaca y son una maravilla y blablablá. Pues no, y ya que estamos vamos a tomar como fuente un excelente vídeo que nos ha aparecido entre nuestros recomendados de YouTube donde se puede ver una review objetiva de este microprocesador.

¿Cosas a destacar? Aparte de la multitud de aplicaciones que no funcionan y el hecho de que ninguna de las distribuciones de Linux compiladas para ARM funciona. Lo que es el elefante en la habitación es que en rendimiento por vatio los núcleos de Apple siguen ganando por goleada. Claro está que esto es lo que ocurre cuando decides portar un núcleo para servidores a un portátil, pero con dos años de retraso y decides compensar añadiendo una ingente cantidad de núcleos.

Por si fuese poco, y esto es un punto importante, estos pseudo-PC con chip de juguete palidecen en cuanto a rendimiento y soporte para la IA fuera de los cuatro trucos de Copilot+, tanto en potencia como en rendimiento. Pensad que una NVIDIA RTX 4050 de gama baja tiene 5 veces la potencia de esto.

5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x