¡Me he comprado un C64 original!

Spread the love

Pues sí, he decidido recuperar el ordenador que tuve durante mi infancia, el Commodore 64, y no lo he hecho comprando uno de esos The C64 Maxi. Lo que he hecho ha sido optar por el ordenador de verdad y en la versión original que salió al mercado a principios de los años 80.

El ordenador está en perfecto estado, pero me gustaría tener el mismo setup que yo tenía cuando era un niño y sé que me va a costar conseguirlo. No es por nada, pero yo solía jugar a mis consolas de 8 y 16 bits en el mismo monitor que el del C64. Al fin y al cabo era un monitor PAL, pero sin el sintonizador de televisión. ¿Qué tiene de especial conseguirlo? Nada, el mismo que adquirir un ordenador lanzado en 1982 con un 6502 y 64 KB de RAM.

S2DIEC para el Commodore 64

Lo otro que he adquirido es el SD2IEC, un dispositivo que se conecta en el puerto de expansión y emula a la clásica disquetera de 5.25 pulgadas del dispositivo. Puedo cargar las ROMS en formato .D64 desde la SD y jugar con el hardware original en ellas. Es decir, un Everdrive, pero para el C64. Aunque es también una forma de quitarme una espina clavada de la infancia.

SD2IEC Commodore 64

Mi C64 original iba con la unidad de cinta o llamada Datasette y si queréis saber un motivo por el cual Spectrum aquí tuvo más éxito, no solo era por el hecho que Investronica hiciera una campaña de marketing brutal que ha elevado en la mente de los españoles a ordenadores con un hardware nefasto para juegos como lo mejor. El motivo más bien era el hecho de que la unidad de cinta del C64 requería una interfaz especial, mientras que la del ordenador de Sinclair se basaba con solo mini-jack para pasar los datos.

Si bien es cierto que existían unidades de disco flexible debido a su alto precio, tenían un nivel de adopción muy bajo y la mayoría de los usuarios utilizaban el Datasette para jugar a las cintas de los juegos. Por desgracia las cintas con el tiempo se han deteriorado y es por ello que se requieren otros sistemas de carga de los mismos.

Capacitadores y fuente de alimentación

El otro punto importante en un sistema de este tipo son los capacitadores, por suerte se pueden encontrar reemplazos por menos de 10 euros. ¿La suerte que he tenido? El Commodore 64 está en perfecto estado por falta de uso, pero estos se deterioran con el tiempo, por lo que he decidido prevenir antes de curar.

Placa original Commodore64 capacitadores electrolíticos cambiados

Lo otro que quiero cambiar es la fuente de alimentación, por lo que el ordenador pese a funcionar desde el primer día va a recibir una restauración por mi parte. Por esto no lo he puesto en marcha todavía. Simplemente, me he cerciorado de que lo básico funciona y todos los componentes están bien. No debemos olvidar que este es un modelo que se dejó de fabricar en 1987 y este es tiempo suficiente como para tener que realizar dicha cirugía a la placa de la consola.

Tampoco me fio mucho del funcionamiento de la fuente de alimentación, por lo que también la voy a cambiar. Mi objetivo no es que se convierta en una pieza de museo para dejarlo en la vitrina. Si no que yo pueda usar el equipo durante un tiempo.

¿Por qué un C64 y no un Amstrad CPC o un Spectrum?

Por dos motivos, el primero de ellos es por ser el primer micro-ordenador que tuve y, por tanto, hay una razón nostálgica del mismo. El segundo es que considero a las máquinas basadas en el MOS 6502, a excepción del VIC-20, mucho mejores que las basadas en el Z80 y que se popularizó aquí. Es más, para mí los dos mejores sistemas con el procesador de Zilog son el MSX2+ y la SEGA Master System.

Precisamente no concibo que una máquina de videojuegos de 8 bits aparecida después de los ordenadores de 8 bits de Atari no tenga ni generador de sprites y tampoco scroll por hardware. Estas dos funciones no se encontraban ni el Spectrum y tampoco en el CPC de Amstrad, por el hecho que no se inventaron como ordenadores para jugar. Es más, Clive Sinclair públicamente denostaba dicho uso. Eso si, no dejemos que la realidad nos estropee una romántica histórica del Spectrum, auspiciada por la propaganda británica al ser el único ordenador de 8 bits salida de Albión.

En todo caso, quizás nací siendo un poco putilla gráfica. Era ver los juegos en los Amstrad y los Spectrum de mis amigos y preguntarme. ¿Qué tenían de especial?

5 2 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Jose Luis
Jose Luis
5 months ago

enhorabuena, es una señora máquina (y lo dice un msxero), la demoscene, o el soft homebrew es una pasada.

Nolgan
Nolgan
5 months ago

joer como mola ta mu guapo.. que lo disfrutes tio

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x