Uncategorized

Bonnie se fue, bonnie no está

Sinceramente, no me gusta cuando alguien deja su trabajo, ya sea por el hecho de que se le ha despedido o por problemas externos. Por lo que sí os soy sincero, el hecho de que Bonnie Ross se haya ido de 343 Industries no me alegra, tampoco me apena. En todo caso de toda la directiva de Microsoft la que peor me caía era la Feminista de 343 y no lo digo de forma despectiva, bueno si, y mejor me quito la careta. Obviamente, voy a celebrar con Cava que despidan a alguien, pero cuando tienes tu supuesta franquicia más poderosa en manos de una persona que no le importa la ejecución, solo en demostrar un punto político tienes un problema.

Una cosa muy importante en una empresa es la ejecución y para ello es necesario tener los recursos adecuados. Desde el momento en que hacer videojuegos es un trabajo intelectual se depende del talento de los trabajadores y su preparación. 343 Industries había sido saboteada internamente por su máxima responsable y sus obsesiones políticas e ideológicas hasta el punto de hacerla inoperativa. ¿La demostración reciente? La forma en la que están llevando a Halo Infinite precisamente.

Total, que Bonnie ha soltado un comunicado de que se va por problemas médicos familiares.

¿La realidad? En Microsoft Game Studios están realizando un serie de reestructuraciones internas desde hace un tiempo y uno de los objetivos es cambiar por completo a 343 Industries de arriba a abajo. Fue la llegada Joe Staten desde Bungie la que salvo por completo a Halo Infinite y el daño que ha hecho Ross con sus obsesiones ideológicas en el estudio del Jefe Maestro no os lo podéis ni imaginar. De cara a la galería decía que su estudio no hacía crunch. ¿La realidad? No tiene los recursos humanos que puedan solventar los problemas de una entrega que se debería haber cancelado y es totalmente insalvable.

Bonnie era famosa en la industria, en especial en la GDC, por hacer esos eventos típicos de ciertas empresas de «Only Women» o el clásico «Girls Club» donde varías se reunían compitiendo consignas de ideología feminista. ¿Trabajadoras? No, altas directivas con altos salarios y privilegios, qué están obsesionadas con que las mujeres son superiores y lo han de demostrar. ¿Cómo en el caso de Ross? Pues reemplazando hombres con talento, de carácter, que ella no podía controlar dentro del estudio por mujeres con mucho menos talento con las que ellas se sentía cómoda. Todo ello con una franquicia poderosa en sus manos.

El descalabro de 2020 ocurrió por el hecho que tuvo toda la libertad del mundo en hacer esos cambios en 343 de forma totalmente egoísta y sin preguntarle al resto de Microsoft. Es como si Aonuma decide que el próximo Zelda solo se hará con gente de Kyoto y descarta a la gente más talentosa de todo Japón. ¿Acaso conseguiría el personal adecuado? Ross quería demostrar que el equipo más diverso, como eufemismo de feminista, podía hacer un AAA porque sí.

¿Qué ha ocurrido al final? Microsoft moviendo gente desde otros estudios a 343 Industries, personas con talento y carácter. Gente que independientemente de sexo, raza u orientación sexual llevan en el sector trabajando duro, comiéndose gran cantidad de horas y que ha estado picando tecla incontables horas. No como Bonnie, que fue llorar un poco y ya era manager. En pocas palabras, Bonnie Ross se va porque lleva 28 años en Microsoft, saben muy bien que no la pueden escalar porque conocen sus obsesiones ideológicas y como estás han destruido a 343 Industries. Por si fuera poco, no se puede quedar como jefa debido a que muchos de los nuevos trabajadores no respetan su forma de gestionar ni sus métodos, incluso los mandos intermedios. No en vano, el máximo responsable ahora es el que soluciono el problema de la Halo: MCC en medio de la inoperancia de Ross.

¿Y dónde terminará? Pues en PlayStation Studios, de donde seguramente le han hecho una oferta como a su amiga ideológica Jade Raymond que no ha demostrado nada, pero bien que SONY le está pagando dinero. Todos sabemos que Jaimito necesita algo al estilo Call of Duty de forma desesperada con mudanza a Wokelandia incluida. En pocas semanas o pocos meses lo veréis anunciado con letras grandes en los medios.

1.5 16 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Moisés Berducido
Moisés Berducido
2 months ago

Hay una pequeñísima diferencia entre Jade Raymond y Bonnie Rose: A Raymond que le quiten lo bailado como productora de The Sims Online, Assassins Creed, el primer Watch Dogs, Far Cry 4 o incluso el fallido comercialmente Splinter Cell: Blacklist. Eso sí, desde el 2014, su nombre sólo ha estado asociado a aquella tragaperras con temática Star Wars de EA y a gastarse el dinero de Sony en un estudio que sólo produce humo.
En cambio Rose no ha hecho nada más que hundir a Halo en la mediocridad. Vamos a ver si a Jim le da pie «fichar» semejante «estrellita», vamos que sería para reírse de juntar a esta tipa para aumentar el ya descontrolado ego de Raymond sumando un «aliade» que de verdad no ha dado jamás la talla.

ancolrock
ancolrock
2 months ago

uhmmm……

Bonnie trabajando para Haven Studios……..

alguien sabe cual es el juego en el que trabaja Haven Studios?…. los unicos datos que hay en la red son conjeturas, lo que puedo pensar es que es una operacion de lavado de activos porque no me explico una multinacional como sony desperdiciando dinero

Moisés Berducido
Moisés Berducido
2 months ago
Reply to  ancolrock

Sepa, y no es la primera vez que se montan estudios para complacer el EGO de según que gente. A Raymond luego del Star Wars «Surprise Mechanics» no ha hecho nada más que matar el dinero de Google y ahora Sony, son casi 8 años de una carrera sin trascendencia.

Klayf
Klayf
2 months ago

Enhorabuena, era hora que saquen a esta lacra, como tantas otras, que arruinan los juegos intentando meter sus estupidas ideologías para atentar contra el entretenimiento y convertir a los juegos en peliculas con ideologías «progres»

4
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x